25 mayo 2008

Primeros pasos



Con humor, mejor... ;-)

Esta primera semana me he sentido arropada por la gente del equipo. Generalmente cuanto más jóvenes son los residentes, más se empeñan en que tus comienzos en el departamento sean agradables... parece que luego con los años, a uno se le olvidan esos agobios que todos pasamos los primeros días, aunque también es verdad que hay adjuntos realmente amables y muy metidos en su papel docente. El balance de la semana es positivo, por el momento estoy contenta con mis compañeros, y creo que eso es fundamental.

Sin embargo, me siento como si empezara de cero, como si los 6 años de carrera y la preparación al MIR fueran una cosa y la vida real, el día a día en quirófano, en urgencias, otra bastante diferente. A pesar de esos tres años de prácticas clínicas durante la carrera, no ha sido hasta esta semana cuando he podido experimentar de verdad lo que es entrar a un quirófano, ver las cosas de cerca (y no por un huequillo que con suerte te deja el cirujano al cambiar de postura para ponerse más cómodo), tocar, sentir el calor de los tejidos, su consistencia, intentar comprender qué es lo que cortan, qué es lo que cosen y por qué. Me encanta.

El paciente ha dejado de ser un caso clínico de libro, ahora su patología es más compleja, las cosas no son blancas o negras, y estudiar todo esto ya no tiene como fin superar un exámen en la facultad, sino salvar una vida. Esa diferencia da vértigo.

Aprender a moverme en quirófano, a familiarizarme con el instrumental, adquirir habilidades manuales e intelectuales, y todo ello sin olvidar que no se opera un pedazo de carne sino una persona y por lo tanto que tiene una historia clínica que hay que estudiar, revisar, no pasar por alto los detalles, porque va una vida un ellos... es todo un reto. Un reto que estoy dispuesta a ir alcanzando cueste lo que cueste, aunque no llegue nunca a superarlo del todo porque la Medicina, como la vida, es un aprendizaje constante.

Es posible que esta semana tenga mi primera guardia...

3 comentarios:

Sofía dijo...

Oléeeeeeeeeeee... yo aún no me he embadurnado en betadine, pero tengo un monoooo... Por fin he pisado mi servicio, que ya tenía ganas... ¡y me encanta mi rotatorio! (Mi tutor se merece un jamón).
En fin... ahora, a currar muchoooooooooooooo...

BESOTES GORDOS

gangas dijo...

Con esa ilusión seguro que te irá muy bien, me pasaré de vez en cuando por aquí, felicidades.

Te he MIRentrelazado en mi blog.

Gala dijo...

SOFÍA, eso es, a currar mucho :) pero con gente maja y que te enseña cosas todo es más llevadero, verdad? Muchísimo ánimo! Me alegro de que estés a gusto en tu rotatorio. Besotes!

GANGAS, gracias por pasarte y dejar tu comentario. Es un honor estar MIRentrelazada en tu blog! ;) Seguiremos en contacto, besos!.